El trabajo remoto parece haber llegado para quedarse, especialmente para las mujeres estadounidenses


Trabajar desde casa parece acaecer llegado para quedarse, especialmente para las mujeres y los trabajadores con educación universitaria, según datos económicos publicados el jueves que reveló cómo los estadounidenses pasaron su tiempo en 2022.

Los datos, de la Investigación estadounidense sobre el uso del tiempo (ATUS), sugieren que los cambios de la pandemia que trastornaron el puesto de trabajo, la vida descendiente y las interacciones sociales continúan teniendo un objetivo duradero en la vida en los Estados Unidos.

Muchos trabajadores administrativos que se atrincheraron en sus casas durante los cierres por la pandemia han regresado a la oficina, pero un número extraordinariamente parada no lo ha hecho. Para muchos, el trabajo remoto parece ser una nueva normalidad. La pesquisa incluso mostró que la mayoría de los estadounidenses pasan más tiempo solos y que las mujeres siguen dedicando más tiempo al cuidado de los niños que los hombres.

Trabajar desde casa “es un cambio permanente”, dijo Julia Pollak, economista caudillo de ZipRecruiter. “Ahora estamos viendo que muchas empresas comienzan como empresas remotas primero”. Los nuevos datos son una “continuación de lo que hemos estado viendo” en la fuerza sindical estadounidense, dijo.

En 2022, el 34 % de los trabajadores mayores de 15 primaveras informaron que trabajaban en casa frente al 69 % en el puesto de trabajo, una ligera disminución con respecto al año preliminar. La décimo total supera el 100 por ciento porque algunos trabajadores encuestados trabajaron desde su casa y en su puesto de trabajo en un día. Los empleados dedicaron una media de 5,4 horas al día a trabajar en casa.

El aumento de la pandemia en el trabajo desde casa se limitó a los trabajadores con educación universitaria, especialmente aquellos con una carrera o superior, más o menos del 54 por ciento de los cuales trabajaban en casa en 2022.

La pesquisa anual de la Oficina de Estadísticas Laborales y la Oficina del Censo pregunta a miles de estadounidenses cómo pasaron las últimas 24 horas de sus vidas en diferentes categorías de actividades.

Resultados desde 2019 hasta 2021 mostró que la pandemia cambió drásticamente la cantidad de tiempo que las personas pasan trabajando en casa. Los nuevos datos sugieren que esos cambios persistieron hasta 2022, incluso cuando gran parte de la vida volvió a la normalidad a medida que más personas se vacunaron y se reforzaron contra la coronavirusy los recuentos de casos cayeron.

Al manifestación de la pandemia en 2020, la proporción de estadounidenses empleados que trabajaban en casa aumentó del 24 al 42 por ciento, en comparación con 2019. La cantidad promedio de horas que pasan trabajando en casa incluso aumentó, de 3,3 horas por día a casi 5,8 horas. por día, según datos de ATUS de mayo a diciembre de 2019 vs. 2020 (se suspendió la pesquisa para los primeros meses de 2020).

Al año subsiguiente, la cantidad de trabajadores en el hogar se redujo solo sutilmente, y la proporción de trabajadores en el hogar se mantuvo estable en más o menos del 38 por ciento de todos los trabajadores.

Más mujeres están haciendo sus trabajos en casa

El cambio dramático alrededor de el trabajo en el hogar es más pronunciado en la fuerza sindical femenina. Antaño de la pandemia, el 26,2 % de las mujeres trabajaban desde casa en 2019, lo que aumentó al 49,3 % en 2020 y cayó al 41 % el año pasado.

En 2020, las trabajadoras incluso tenían muchas más probabilidades que los hombres de trabajar desde casa, y desde 2021, esa brecha se ha ampliado. El año pasado, el 41 por ciento de las trabajadoras pasó tiempo trabajando en casa en comparación con el 28 por ciento de los trabajadores varones.

Es más probable que las mujeres prefieran trabajar desde casa, en comparación con los hombres, según muestran las encuestas de la fuerza sindical estadounidense, dijo Betsey Stevenson, profesora de política pública y hacienda en la Universidad de Michigan.

La brecha de mercaderías percibida en el trabajo remoto se debe en parte a esas diferencias personales, pero incluso refleja los diferentes trabajos que ocupan hombres y mujeres, dijo. Las mujeres suelen tener títulos más altos, lo que les permite trabajos que probablemente sean remotos.

El trabajo remoto favorece a los trabajadores con educación universitaria

“Las diferencias de mercaderías son pequeñas en comparación con las diferencias educativas”, dijo Stevenson. Ella dijo que habló con algunos trabajadores automotores el miércoles, quienes dijeron que es irrealizable para ellos trabajar desde casa. “No puedes construir un utilitario en tu casa”, dijo.

Para aquellos con un título de escuela secundaria o menos, la proporción de trabajadores en el hogar ha sido consistentemente devaluación: menos de 1 de cada 5 empleados con títulos de escuela secundaria trabajaban en casa en 2021, una tendencia que continuó en 2022. Trabajadores sin una escuela secundaria tenían incluso menos probabilidades de trabajar desde casa en 2022 que antiguamente de la pandemia.

Hay un claro beneficio del trabajo remoto para los empleados, dijo Pollak. Trabajar desde casa ahorra tiempo y billete en los desplazamientos, y muchos empleados quieren la flexibilidad de trabajar desde cualquier puesto para apoyar mejor a sus padres o hijos.

Ella dijo que el trabajo remoto incluso es “parte de la razón de este gran aumento en la formación de nuevos negocios. Ha corto las barreras para iniciar un negocio”.

Antaño de la pandemia, los trabajadores ya estaban tratando de negociar el trabajo remoto, dijo Stevenson. La pandemia obligó a los empleadores a adoptar las herramientas y las teleconferencias que permitían el trabajo remoto a un ritmo más rápido que el cambio que ya se estaba produciendo.

“Lo que hizo la pandemia fue permitirnos descubrir los beneficios del trabajo remoto, el trabajo a domicilio y la tecnología por penuria, para sobrevivir a la pandemia”, dijo Stevenson. “La penuria se ha ido, pero los aprendizajes no”.

Las mujeres asumen más el cuidado de los niños

Las brechas de mercaderías en el trabajo desde casa reflejan aquellas en la forma en que los padres equilibran el tiempo de cuidado de los niños con el trabajo. Durante el apogeo de la pandemia en 2020, las mujeres eran más propensas que los hombres a hacerse cargo el cuidado de los niños como actividad principal, dedicando más del doble del promedio de horas al día al cuidado de los niños que los hombres. Esa brecha se redujo levemente para 2022, pero las mujeres aún dedicaban 1,74 horas al día al cuidado de los niños, aproximadamente el doble del tiempo que los hombres dedicaban al cuidado primario de los niños.

Desde 2020, esa brecha en el cuidado de niño se ha desplazado más alrededor de los niños más pequeños, los menores de 6 primaveras, ya que las mujeres dedicaron 2,7 horas al día al cuidado de niños pequeños en 2022, frente a los 50 minutos de 2020.

Combinar el cuidado de niño con el trabajo y otras actividades recayó en gran medida en las mujeres en 2020 y 2021, pero en 2022, hombres y mujeres dedicaron más o menos de 4,8 y 5,6 horas por día, respectivamente, al cuidado secundario de niños, el tiempo dedicado a cuidar a los niños mientras realizaban otras actividades. como el trabajo o el cuidado personal. Esa diferencia entre hombres y mujeres había sido de más de dos horas por día en 2020.

sj glynnasesora principal de la Oficina de la Mujer del Unidad de Trabajo, dijo que los datos revelan tendencias de larga data en las brechas de mercaderías en el trabajo doméstico.

En 2022, en un día común, 85 por ciento de mujeres y 70 por ciento de hombres tiempo dedicado a las actividades del hogar. Con pulcritud y lavandería, por ejemplo, el 47 por ciento de las mujeres realizaban estas tareas, en comparación con el 22 por ciento de los hombres, según muestran los datos.

Las mujeres incluso eran las principales cuidadoras. En los hogares con niños menores de 6 primaveras, los datos muestran que las mujeres dedicaron 1,1 horas a bañar, respaldar y otros cuidados físicos a los niños, mientras que los hombres dedicaron solo 31 minutos a alabar dichos cuidados.

“Esta es una tendencia que vemos en la que es más probable que las mujeres participen en un día determinado en las actividades del hogar, incluidas las tareas del hogar, y pasen más tiempo haciéndolas”, dijo Glynn. La única excepción, dijo, era el trabajo en el edén, en el que los hombres dedican el doble de tiempo como mujeres

Glynn dijo que existe una idea errónea popular de que los hombres trabajan más en común. Si correctamente los hombres trabajan más horas por un salario, “las mujeres trabajan más en formas en las que no solo no reciben un suscripción, sino que incluso respaldan el empleo remunerado de los hombres al liberar ese tiempo para que se dediquen a un trabajo por el que reciben un salario. ” ella dijo.

Los estadounidenses pasan más tiempo solos

Los estadounidenses de 20 a 24 primaveras son el único orden que pasó más tiempo socializando que antiguamente de la pandemia. Los adolescentes y adultos de 55 a 64 primaveras informaron una disminución común en el tiempo dedicado a socializar desde antiguamente de la pandemia.

En 2022, los hombres pasaban 30 minutos al día y las mujeres 37 minutos al día socializando o comunicándose con otros. Eso es menos de 37 y 40 minutos por día, respectivamente, para hombres y mujeres en 2019.

Los datos muestran que las personas tienen tiempo franco pero, a menudo, lo dedican a la televisión y los medios electrónicos, y “descuidan los tipos de comportamientos que mejorarían su salubridad, como la actividad física y la preparación de dietas saludables”, dijo Deborah Cohen, investigadora. científica del Unidad de Investigación y Evaluación de Kaiser Permanente.

Además revela que los hombres pasaron un promedio de 20 minutos por día participando en deportes, examen y entretenimiento en 2022, mientras que las mujeres lo hicieron solo 15 minutos por día. Cohen dijo que una distrito de los datos es que no muestra cuánta actividad física vigorosa realizaban las personas, solo las horas que dedicaban a la entretenimiento. El adulto promedio necesita 150 minutos de actividad física de intensidad moderada a la semana, de acuerdo con las directrices nacionales.

Hay muchas razones por las que las mujeres pasan menos tiempo en actividades recreativas, incluido que hay menos oportunidades, así como menos estímulo, para el examen y los deportes para las mujeres que para los hombres, dijo Cohen. en parques, Por ejemplo, hay más mujeres que hombres en los parques infantiles, generalmente cuidando a los niños. Hay más hombres en los campos de béisbol, en las canchas de baloncesto y en los parques de patinaje. Los deportes de equipo incluso están más dirigidos a los hombres que a las mujeres, dijo.

Menos actividad física por parte de los estadounidenses conexo con hábitos alimenticios poco saludables es un problema, dijo Cohen.

Ella señaló a la datos sobre preparación de alimentos y limpieza, que muestra que las personas dedicaron, en promedio, 39 minutos por día a preparar sus propias comidas en 2022. Las mujeres dedicaron más del doble de tiempo a la preparación y pulcritud de comidas que los hombres: 52 minutos frente a 25 minutos. Cohen señaló, sin incautación, que durante los últimos 20 primaveras, los hombres se han involucrado más en la cocina.

“La dieta es uno de los mayores determinantes de nuestra salubridad”, dijo.

Regístrese para recibir el boletín Well+Being, su fuente de asesoramiento experto y consejos simples para ayudarlo a vivir bien todos los días.



Source link

Next Post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Noticias recientes