La inversión de la Autoridad de Inversiones de Qatar en Monumental Sports es un lavado deportivo en el trabajo


La proposición de la Autoridad de Inversiones de Qatar para comprar una décimo en la empresa matriz propietaria de los Washington Capitals, Mystics y Wizards, al tiempo que adquisición una mejor novelística para su país, asta un nuevo standard en los deportes de equipo estadounidenses. Pero la posible relación entre Qatar y Monumental Sports & Entertainment no es única. Está siguiendo un patrón preocupante puesto en marcha por LIV Golf y FIFA con la Copa Mundial 2022. Es el mismo plan de articulación, y sabe que con el tiempo, dejará de importarnos.

Podemos pensar en el sportswashing como un régimen que toma una lavadora a presión a su imagen, restregando su reputación y limpiándola de modo que, mientras los pedazos despreciables circulan por el desagüe, las masas nunca supieron que existían en invariable. Pero no funciona de esa guisa. Es más como un filtración constante que un beneficio rápido. Tanto los poderes soberanos ricos en petróleo que bombean miles de millones como las ligas y franquicias deportivas profesionales occidentales ansiosas por desviarlos conocen esta verdad. Saben que requerirá paciencia.

Sportswashing es un articulación tranquilo, una rozamiento de la ética que se toma su tiempo para absorber los golpes, capear el retroceso y esperar los aullidos de disgusto hasta que se vuelven más y más silenciosos. Cuando todo lo que queda es un gemido y tal vez incluso un desánimo de hombros, entonces esos países han ganadería. Y están ganando ahora porque estamos perdiendo nuestra indignación.

El primero en cruzar la puerta tiene que valer el guantelete de la mala prensa. Las primeras historias sobre Arabia Saudita que interrumpieron el golf profesional mencionan el crimen patrocinado por el estado del periodista del Washington Post Jamal Khashoggi, al igual que los relatos de que Qatar fue sede de la Copa Mundial masculina incluyeron la homicidio de trabajadores migrantes. Se acento de brecha sobre el trato que los países dan a las mujeres y las opiniones sobre la homosexualidad.

Fondo qatarí busca comprar participación minoritaria en Wizards, Capitals y Mystics

Pero estas naciones y los deportes que se alinean con ellos están apostando a que la próxima vez, y cada vez posteriormente de eso y cada dos veces posteriormente de eso, la indignación se suavizará un poco. Que cuando ESPN referencia sobre la conexión de Qatar con Monumental Sports & Entertainment, como lo hizo el jueves por la tenebrosidad, no se mencionará el lamentable historial de derechos humanos de la nación, y no se mencionará en la parte superior del “SportsCenter” de las 6 p. m. O cuando la nueva del posible acuerdo llegue a Twitter, la ira se silenciará en las respuestas.

A medida que estas asociaciones continúan y el sabido se sofocación, ¿No sabe todo el mundo lo que pasa en Qatar a estas directiva? — la expectativa es que esto eventualmente será ordinario. Aceptaremos los deportes que amamos, el entretenimiento que nones abandonaremos, servirán de rehabilitación de imagen a los regímenes a cambio de cuartos en efectivo.

No se resaltará la hipocresía de una empresa que ha tres mujeres poderosas como partes interesadas se está asociando con un país donde las mujeres solteras que quedan embarazadas puede ser procesado por tener relaciones sexuales fuera del matrimonio. Siquiera nadie señalará que si Sheila C JohnsonCEO de Salamander Hotels & Resorts y gobernadora de las Mystics de la WNBA, vivía en Qatar, ganaría 70 por ciento menos que sus homólogos masculinosy su certificación en la corte sería pesa menos que la de un hombre oportuno a la ley islámica.

Nadie preguntará cómo Monumental, una empresa que celebra el LGBTQ+ comunidad a través de sus plataformas y equipos profesionales, podría ser tan rápido para tomar cuartos de un país que criminaliza las relaciones entre personas del mismo sexo y donde Observador de derechos humanosun orden que lucha contra las injusticias en todo el mundo, “documentó seis casos de golpizas severas y reiteradas y cinco casos de acoso sexual [of LGBTQ+ people] bajo custodia policial entre 2019 y 2022”.

Siquiera nadie le dará a Monumental, que se ha jactado de su reputación sideral como uno de los personajes de DC. “mejores lugares de trabajo,” el ojo de reojo sobre los informes de que 400 a 500 trabajadores migrantes en Qatar murió mientras construía esos santuarios futuristas para el fútbol en el período previo a la Copa del Mundo. Se ha estimado que ese número es mucho mayorpero nadie lo sabe efectivamente porque Qatar no rastreó específicamente las causas y ocupaciones de los no nacionales que murieron entre 2010 y 2019.

Mientras DC mira a los comandantes, la tensión con los otros equipos profesionales de la ciudad aumenta a fuego lento.

La búsqueda de cuartos de Qatar por parte de Monumental Sports & Entertainment indica que la compañía está de acuerdo con todo esto, confiando en que, con el tiempo, estaremos proporcionadamente comprando boletos para ver a Alex Ovechkin o presentarnos en Haber One Arena cuando LeBron James venga a la ciudad. .

Si el PGA Tour puede fusionarse con el Fondo de Inversión Pública de Arabia Saudita y soportar una alianza con un reino que ejecutó a 196 personas el año pasado, la emblema más adhesión registrada por Amnistía Internacional en el país durante las últimas tres décadas, entonces no esperes que a los equipos de la NFL les crezca la conciencia repentinamente cuando llamen los saudíes. El PIF, supuestamente un fondo de $ 600 mil millones, ya tiene sus garras en el fútbol, ​​adquiriendo cuatro de los clubes más grandes de Arabia Saudita, así como algunas de las estrellas más brillantes del articulación (Cristiano Ronaldo y Karim Benzema). Si proporcionadamente la NFL no permite fondos soberanos en sus rangos de propiedad, es difícil imaginar que la ataderas o una franquicia siempre digan no al tipo de trato que el QIA busca con Monumental – “una inversión minoritaria pasiva en el equipo”, según un portavoz de la NBA. Pasivo y minoritario, pero según se informa en algún sitio en el rango de $ 200 millones.

Vienen más de estos sindicatos, y la próxima vez que los saudíes atraigan a una superestrella para envidiar al fútbol, ​​la mención del nombre de Khashoggi ocupará otro párrafo. La próxima entrada de Qatar en los deportes convencionales, los trabajadores migrantes muertos serán recordados aún más delante en la historia. Eventualmente, no habrá relato alguna a los derechos humanos.

Este es el principio. No es un lavado a presión, porque una exactitud profunda de los pecados lleva tiempo. En cambio, el sportswashing funcionará adentro de una lapso, una vivientes más tarde. Los equipos y las ligas están dispuestos a existir con poco de la suciedad que los acompaña por ahora. El cuartos vale la pena.



Source link

Next Post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Noticias recientes